• Publicaciones
  • Notas Científicas

Encuesta sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo

En las últimas semanas el Proyecto de Ley para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) ha sido motivo de gran interés a nivel público y ha generado muchas controversias. Los primeros días de diciembre, la Comisión Directiva de SOGIBA realizó una breve encuesta online, anónima y voluntaria, dirigida a sus socios para conocer su opinión en relación al tema.

La encuesta incluyó principalmente tres aspectos en relación al IVE: en primer lugar la postura individual a favor o en contra de esta práctica, en segundo lugar la edad gestacional límite para realizarla, y en tercer lugar la inclusión de la objeción de conciencia en el proyecto de ley.

La mayoría (> 60%) se expresó a favor de la interrupción voluntaria del embarazo.

En relación a la edad gestacional, aproximadamente el 85% de los que estaban de acuerdo con la IVE, respondieron que el límite para su realización debería estar entre las 12 y 14 semanas, reflejando la particular preocupación de los toco ginecólogos en relación a este punto, es decir a la necesidad de establecer un límite claro en semanas para la realización de esta práctica. Los riesgos y las complicaciones maternas inmediatas y a largo plazo aumentan conforme lo haga la edad gestacional a la que se interrumpa la gestación.

Finalmente, en relación a la inclusión de la objeción de conciencia, el 97 % de los encuestados respondieron que debería estar incluida en la ley.

Los resultados de esta encuesta reflejan la opinión de los socios de SOGIBA, ginecólogos y obstetras, en definitiva, los profesionales responsables de la realización de esta práctica, tanto en el ámbito público como privado.

  • Diapositiva0
  • Diapositiva1
  • Diapositiva2
  • Diapositiva0
  • Diapositiva0
  • Diapositiva0
  • Diapositiva0
  • Diapositiva0
  • Diapositiva0
  • Diapositiva0
  • Diapositiva0
  • Diapositiva0
  • Diapositiva0
  • Diapositiva0
  • Diapositiva0

 Imprimir  Email

Alejandro Hakim era el Diego de los médicos

Eduardo Valenti, director de la Maternidad Sardá, recuerda con cariño y admiración al obstetra fallecido en medio de un reclamo a la Ciudad por mejores condiciones de trabajo.

Foto Ale

El doctor Alejandro Hakim no practicaba fútbol, jugaba al tenis. Y lo hacía muy bien, a pesar de su cuerpo de más de cien kilos; una técnica envidiable. Difícil de superar en la cancha, como el Diego; obviamente en otra dimensión.

Era jefe de la maternidad del Hospital Ramos Mejía, trabajador incansable; querido por sus compañeros y respetado por los colegas. Al igual que el Diego era el primero en llegar y el último en irse. Recuerdo cuando contaban que a los entrenamientos llegaba tempranísimo y se quedaba después de hora practicando tiros libres.

Pocas personas han sido tan queridas como Diego, en vida y tras su muerte; a Alejandro lo lloraron sus colegas, pero también sus pacientes. Debe haber hecho más de 3.000 partos y debe haber atendido varios miles de mujeres. Para todas ellas el Dr. Hakim era Dios, como el Diego.

Alejandro hizo un infarto masivo en una marcha de médicos que estaban pidiendo ser reconocidos como esenciales, no solo en las palabras sino también en sus salarios. Se desplomó mientras lo rodeaban más de 2.000 colegas y, a pesar de toda la atención brindada, que fue ejemplar, se murió igual. Diego falleció solo, o rodeado físicamente de pocos. Cuando el de arriba te precisa no hay forma de decirle que no.

Alejandro era Profesor de Obstetricia en la Facultad de Medicina de la UBA, la docencia lo cautivaba; un sinnúmero de alumnos estarán orgullosos de haber aprendido con sus clases. M. pregunto si se puede calcular la cantidad de futbolistas que habrán aprendido con Sus pares lo eligieron para presidir la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos Aires (SOGIBA), la entidad científica más prestigiosa de la Argentina en la especialidad, había asumido el 1 de diciembre. Tuve la fortuna de tenerlo en la Comisión Directiva cuando el presidente era yo. Rápido para tomar decisiones y atento en cualquier circunstancia, podía hacer varias cosas al mismo tiempo. No era costumbre, era instinto. Igual que Diego cuando, sin mirar, le pasó la pelota a Caniggia en aquel gol contra Brasil.

Alejandro era conversador, simpático y empático, siempre con una sonrisa; también en la adversidad, como Diego. Al comienzo de la pandemia me preguntó que iba a hacer yo, que soy unos años mayor. Le dije que iba a seguir trabajando; me contestó: “Yo también”. Fue uno de los tantos médicos que enfrentó a la pandemia desde su lugar de trabajo, a pesar de que era una persona de riesgo.

Diego y Alejandro murieron en pandemia, pero no por los efectos directos del coronavirus, sino por sus complicaciones indirectas. En tiempos normales Diego hubiera estado atendido de otra manera y Alejandro no hubiera tenido que ir a una marcha por una reivindicación salarial que la sociedad y el gobierno reconocen, pero que tarda en llegar.

Diego murió poco después de cumplir los 60 años, Alejandro los cumplía en unos meses. Alejandro murió al lado del amor de su vida: Claudia. Recuerdo cuando Diego decía que el amor de su vida se llamaba Claudia. Muchas coincidencias. Que en paz descansen.

Prof. Dr. Eduardo A. Valenti

Director de la Maternidad Sardá / Profesor Titular de Obstetricia Facultad de Medicina. UBA

Foto Ale

"A Alejandro lo lloraron sus colegas, pero también sus pacientes. Debe haber hecho más de 3.000 partos", recuerda el lector sobre Hakim.

 Imprimir  Email

Recomendaciones en relación al Coronavirus y Embarazo

Las recomendaciones a la mujer embarazada no difieren de la población adulta, siendo imprescindible sostener las medidas de aislamiento y bioseguridad en todas las etapas de la atención.

Según los estudios disponibles a la fecha, las embarazadas no son más susceptibles a contraer o complicarse que la población general. No hay a la fecha reportes de mayor mortalidad en embarazadas ni evidencia firme de transmisión vertical.

La definición de caso sospechoso, contacto y listado de zonas de transmisión se encuentran disponibles en la página web del Ministerio de Salud de la Nación

https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID-19/Definicion-de-caso 

Ante la presencia de síntomas, las embarazas deben seguir las recomendaciones del Ministerio de Salud y comunicarse desde su domicilio al 107 (C.A.B.A) o 148 (Provincia de Buenos Aires) para ser asistida en domicilio o avisar previamente en caso de dirigirse a la Institución de pertenencia

El Triage y el procedimiento diagnostico son similares a la población general

Indicaciones para embarazadas asintomáticas que vuelvan de zonas con transmisión:

  • AISLAMIENTO DOMICILIARIO DURANTE 14 DIAS
  • CONSULTA TELEFONICA TEMPRANA ANTE LA APARICION DE SINTOMAS (107 EN C.A.B.A O 148 PROVINCIA DE BUENOS AIRES)
  • CONTINUAR CON LOS CONTROLES OBSTETRICOS HABITUALES UNA VEZ FINALIZADA LA ETAPA DE AISLAMIENTO

 Imprimir  Email

Posición respecto de la ley de Casas de Parto y Nacimientos

Las Sociedades Científicas abajo firmantes manifestamos nuestro desacuerdo con el proyecto de ley sobre el funcionamiento de Casas de Parto y Nacimientos en el territorio nacional.

Considerando los objetivos del proyecto, su propuesta resulta innecesaria, ya que las finalidades y servicios incluidos en dicha ley se encuentran actualmente presentes en las Maternidades de Hospitales y Sanatorios.

Por otro lado, la propuesta de descentralizar la atención del parto, vulnera la seguridad de las personas gestantes y sus hijos por nacer, ya que la emergencia obstétrica, más allá de que su probabilidad pueda reducirse mediante una adecuada selección, siempre es posible, y su resultado, incierto, ante cualquier demora en su resolución como inevitablemente ocurre en caso de requerirse el traslado a otra Institución.

Consideramos que su presentación, dada la situación epidemiológica ante la cual elsistema de salud se encuentra actualmente abocado, resulta, al menos, inoportuna.

Apoyamos cualquier iniciativa que busque profundizar los alcances de la Ley 25929 de Parto Humanizado, que se apoye en el concepto de Maternidad Segura y Centrada en la Familia, pero siempre dentro del ámbito hospitalario, donde se garanticen las Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales según resolución del Ministerio de Salud de la Nación.

Dicha resolución contempla la atención del parto y nacimiento en Maternidades de Nivel 2 en adelante, que cuenten con profesionales capacitados para realizar intervenciones quirúrgicas y obstétricas y realizar tratamientos médicos y neonatales, con disponibilidad anestésica y de sangre segura.

Nos ponemos a disposición para trabajar en conjunto con aquellas iniciativas que ayuden a garantizar los derechos de nuestras pacientes, siempre que, dichas medidas, no vulneren su seguridad.

Las siguientes sociedades científicas respaldan esta nota:

casas de parto

 Imprimir  Email

Opinión de SOGIBA sobre la Ley de Ejercicio de las Licenciadas en Obstetricia

Habiendo sido invitados por la Comisión de Salud del Honorable Senado de la Nación presidida por el Senador Mario R. Faiad para brindar nuestro aporte en relación al proyecto de Ley del Ejercicio de las Licenciadas en Obstetricia, la Comisión Directiva de SOGIBA, a partir de la opinión de sus socios, expresó su acuerdo con el mismo.

Consideramos que dicho proyecto de Ley requeriría clarificar los alcances del vademécum Obstétrico y en particular, de la atención domiciliaria. La posición contraria de nuestra sociedad al parto no institucional ya fue establecida oportunamente a través de un documento de fecha 25/11/16.

Comisión Directiva
SOGIBA

 Imprimir  Email

Offers and bonuses by SkyBet at BettingY com